Reiki Para el Sistema Nervioso

Reiki para los nervios

Reiki para combatir la ansiedad

Las diferentes terapias alternativas llegadas desde oriente nos convencieron hace tiempo que cualquier enfermedad procede de un desajuste entre el cuerpo y la mente producida por la interrupción del flujo de energía natural. Terapias como el Feng Shui o el Reiki están orientadas a hacer que esa energía recobre su camino y, por lo tanto, recuperar así la salud.
En el caso del sistema nervioso, son muchos los puntos de energía a tratar para paliar los diferentes síntomas, para calmar los nervios, evitar el insomnio o dejar de preocuparnos por todo. Además, el Reiki ayuda a mejorar la autoestima a ganar seguridad y confianza en una misma y a encontrar un punto de optimismo respecto al futuro. Y esas van a ser nuestras herramientas para aprender a manejar los nervios y la ansiedad.


Si bien la terapia Reiki da muy buenos resultados a corto, medio y largo plazo para combatir tanto los estados nerviosos, conviene utilizarla como complemento de otros tratamientos para la ansiedad. Ya sabemos que el tratamiento más eficaz para aprender a manejar la ansiedad y los nervios es la terapia cognitivo-conductual, así que podemos combinar ambos recursos.

Cómo es una sesión de Reiki para tratar la ansiedad

Las sesiones de Reiki duran unos 45 minutos y se acompañan de otras terapias como la musicoterapia y la aromaterapia. Durante ese tiempo, estaremos acostadas en una camilla, descalzas pero sin necesidad de desvestirnos y el profesional de Reiki irá colocando las manos sobre ciertos puntos de nuestro cuerpo, llamados chakras. De esta manera es como empieza a fluir la energía.
Los resultados del Reiki para combatir la ansiedad se observan desde la primera sesión, con sensaciones de bienestar, de paz y de relajación. Para que la terapia sea efectiva, se necesitarán unas cuatro sesiones en un par de semanas, en el caso de que el objetivo sea tratar los síntomas de ansiedad que más nos afectan en la vida diaria.
Pero el tratamiento ideal, que no solo aliviará los síntomas sino que nos ayudará a sentirnos más tranquilas afrontando la vida de una forma más positiva y sin temores, dura unas doce sesiones, acudiendo una vez por semana. Una vez terminado este tratamiento básico para combatir la ansiedad, podemos seguir beneficiándonos de los efectos del Reiki en sesiones ocasiones varias veces al año. En todo caso, como siempre recomendamos, la terapia Reiki debe ser realizada por un profesional.
Reiki Para la Depresión
Como hacerte Reiki 
Ver Mas Utilidades del Reiki