Masaje energético

Masaje emocional, masaje sensitivo, masaje sensoconsciente o masaje energético.



El masaje energético ayuda a dejar los problemas aparte, alivian dolores crónicos y brindan energía y seguridad. Para transformar el sufrimiento en tranquilidad interior.

Caricias aplicadas de verdad... conscientes, interminables
centradas en el regusto del presente.
Ternura, delicadeza, suavidad...Que despiertan el cuerpo dolorido y lo sanan, satisfaciendo sus profundos anhelos.
Claves de felicidad, portadoras de unión...



Hay un efecto emocional del masaje energético que no siempre es tenido en cuenta desde la medicina convencional, pero el masaje involucra técnicas energéticas, tiene efectos en múltiples planos.

Desde siempre, las diferentes formas de masaje se han utilizado como herramienta para comunicar, cuidar, ayudar al cuerpo y a la mente a restablecer su equilibrio. Ni hablar de sus beneficios en casos de dolor y enfermedad.

Es un hecho que, instintivamente, nos llevamos las manos a la parte que nos duele o nos molesta y la masajeamos y solemos hacer lo mismo a otras personas, tratando de ayudar espontáneamente. El tacto humano es una de las vías por las que transmitimos con más intensidad amor, ternura y protección. 

La soledad es un mal de nuestros tiempos y muchas enfermedades no tienen su raíz en el cuerpo sino en la mente o en el espíritu. El simple hecho de acudir a un terapeuta para recibir un masaje, permitir que la otra persona se acerque a nosotros y nos toque con sus manos es un paso hacia la salida de esa condición circular, que se retroalimenta cada día y se profundiza. Con esta acción, se rompen las barreras de espacio imaginario con que nos rodeamos inconscientemente y que nos mantiene aislados muchas veces.


Hoy en día, muchas personas recurren a estos masajes con fines preventivos, como herramienta contra los efectos del estrés y para mejorar su calidad de vida.  

La energía que sostiene todos nuestros procesos vitales puede sufrir obstáculos en su flujo debido a conflictos emocionales. Lo notable es que, al desbloquear centros energéticos, ayudamos a la mente a encontrar su equilibrio emocional, ya que existe una doble vía de acción.

El masaje energético de sanación trabaja con energía que no es del sanador en sí, sino provista por el Universo, de la misma forma que postulan otras técnicas como el Reiki o el Toque Terapéutico

Un buen masaje produce un efecto analgésico, reduciendo la tensión excesiva que soporta la musculatura. Así se puede disminuir el sufrimiento y transformarlo en sensación de sedación y tranquilidad; se reduce o elimina el estrés, promoviendo a la vez que la persona deje los problemas aparte y aumente la confianza y seguridad de sí misma.

La opresión como síntoma es casi siempre signo de dolor emocional. A menudo nos sucede que arrastramos esquemas de experiencias anteriores , que proyectamos en el presente. Durante el masaje, se disparan situaciones guardadas en nuestra mente, casi siempre sucedidas en la primera infancia: nuestra vida actual en muchas ocasiones está determinada por cuestiones no resueltas del pasado y que a través del tacto se desbloquean y visualizan acudiendo a la mente de la persona a través de su recuerdo, produciendo la sanación con la comprensión.

Cuando comienzan a aflorar esos recuerdos,  se generan distintos estados emocionales, con una sensación de liberación y descarga. Con el transcurrir de los días, las personas sienten cada vez más y más la sensación de que una opresión, una contractura, un viejo dolor, etc, van desapareciendo y la paz, la calma y la armonia va apoderándose de su ser.

Volver a inicio


masaje emocional en ciudad real, masaje emocional en puertollano, masaje a domicilio, masaje sensoconsciente